Nuestra visión

Vivimos este nivel, poco sostenible, de vida a costa de los cada vez más limitados recursos de nuestro planeta. En concreto, nuestra alimentación y su producción, elaboración y distribución, es cada vez menos sostenible debido a que el factor más decisivo en estos procesos, es el económico a corto plazo. La tendencia general es producir los alimentos de la forma más barata posible,  reduciendo los costes de su producción al máximo con el fin de vender la máxima cantidad para tener los máximos beneficios. Pero todo esto a costa de una sobreexplotación de nuestra naturaleza y sus recursos y un empeoramiento de la calidad de estos alimentos, de nuestra salud y del medioambiente. Es un concepto que tiene fecha de caducidad y hay una necesidad de actuar de otra forma.

 

La alternativa a este concepto de "máximos" debe ser la producción de alimentos basándose en el concepto de los "óptimos" a nivel económico, ecológico y social, con unos métodos de producción sostenibles que nos garanticen salud y la supervivencia de nuestro planeta a largo plazo. Los métodos ecológicos y sostenibles de producción, elaboración y distribución de nuestros alimentos pueden aportar mucho en esta tarea.

 

¡LO ECOLÓGICO NO ES CONTRARIO A LO ECONÓMICO!

 

Pero esta tarea es más compleja de lo que parece, y desde nuestra empresa queremos ayudar a todos los que quieren emprender un camino de producción de alimentos más sostenibles y saludables para  una mejor calidad de vida. 

 

Es compleja porque en una agricultura ecológica realmente sostenible no es suficiente,  simplemente, sustituir los abonos o pesticidas sintéticos por unos más naturales. Ni es suficientemente ecológico ni económico. Hay que cambiar este sistema a otro que actúe conforme a las leyes de la naturaleza y no en contra,  creando así su  propio equilibrio, estabilidad y salud. Solo un sistema equilibrado donde se interviene minimamente para su mantenimiento con productos agresivos y desequilibradores como los pesticidas o abonos sinteticos, puede ser económico y ecológico a largo plazo y con ello realmente sostenible. Y solo de esta forma es posible producir alimentos realmente saludables sin residuos de pesticidas y con sus valores nutricionales y vitales muy altos.

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Frank Ohlenschlaeger